*Primero de todo decir, que este articulo no se trata de una noticia y tampoco de un rumor, se trata de una especulación del autor acerca de esta posibilidad.*

Mucho se lleva hablando desde el año pasado de que Nintendo está trabajando en una versión más potente de su Nintendo Switch, algo que no se materializó en 2020, ya que el resultado final fue la llegada de dos modelos, uno solamente portátil conocido como Switch Lite y un nuevo modelo actualizado. La actualización para ambos modelos fue una revisión del SoC Tegra X1 de NVIDIA que usan todas las consolas Nintendo Switch, la cual redujo el consumo de la consola desde los 10W teóricos originales.

Digital Foundry publicó un vídeo comparando el consumo real de este SoC Tegra X1 tanto en el modelo original, como en el modelo nuevo, dando la conclusión de que el modelo original llegaba a consumos entre 11W y 14W, mientras que el modelo actualizado rebajó el consumo hasta entre 6W y 9W. Claro esta, siempre dependiendo de la carga de trabajo de la consola y el juego elegido.

Mi cabeza comenzó a rodar hace algunos días con en lanzamiento de AMD de sus nuevas APU Ryzen 4000 “Renoir”, que aparte de su gama alta, destaca por muchos chips enfocados a la gama baja con consumos de 15W, orientados a equipos portátiles de bajo consumo. Estás APU Ryzen 4000 “Renoir”, están fabricadas a 7nm bajo la nueva arquitectura de CPU “Zen2”, la misma que llevarán la consolas de nueva generación PlayStation 5 y Xbox Series X, e incorporan GPU desde 8 Compute Units hasta un mínimo de 5.

Primero debo comenzar en como es ahora mismo Nintendo Switch, el SoC Tegra X1 de Switch incorpora ocho núcleos ARM, en una configuración de 4 x A57 y 4 x A53, donde los A53 están desactivados dejando a la consola con cuatro núcleos y uno de ellos reservado para el sistema operativo de la consola. En cuanto a GPU, tenemos 256 núcleos CUDA basados en la arquitectura Maxwell, que si nos basamos en los datos oficiales deberían entregar 1024 GFlops, una cifra muy cercana a Xbox One con 1333 GFlops (o 1.3 TFlops) y algo más alejada de PlayStation 4 con 1844 GFlops (1.8 TFlops).

Obviamente Nintendo Switch no llega a los 1024 GFlops debido a que Nintendo prioriza el consumo eléctrico de la consola rebajando las frecuencias del Tegra X1 original, aunque al menos incluso en el modo portátil debería doblar los 333 GFlops de su predecesora WiiU y en el modo Dock tener algo más de tirón para soportar 1080p en la mayoría de juegos. Esto se debe a que el Tegra X1 corre su GPU a 1Ghz, mientras que Switch lo hace a 768Mhz, cerca de un 25% menos de frecuencia, por lo que es fácil pensar que Switch está por encima de los 700 GFlops en la actualidad.

Finalmente la consola incorpora 4GB de memoria DDR3 que puede funcionar a 1333 o 1600 Mhz, otra gran diferencia frente a los 8GB DDR4 de Xbox One, y los 8GB GDDR5 de PlayStation 4, que junto a que ambas consolas incorporan 8 núcleos funcionales (AMD por cierto) marcan la diferencia entre lo que puede hacer Switch realmente frente a estas consolas.

Volviendo al terreno de la especulación, AMD dispone ahora de procesadores que incorporan desde 4 núcleos hasta 8 núcleos con SMT o no, para doblar los hilos de procesamiento con consumos de 15W y con GPU de arquitectura Vega como os decía con un minimo de 5 Compute Units (320 Stream Processors) y un máximo de 8 Compute Units (512 Stream Processors).

Cojamos como referencia que una hipotética Nintendo Switch Pro no necesita de frecuencias en el procesador por encima de los 2Ghz, ya que las consolas PS4 y XOne incorporan CPU antiguas por debajo de 2Ghz y de una arquitectura antigua de AMD, además de obsoleta. Por lo que esos 15W pueden reducirse considerablemente, mientras que por otro lado si nos interesa disponer del mayor numero de Compute Units para que la consola pueda ejecutar los juegos a 1080p en el modo portátil con una hipotética pantalla algo superior en tamaño y intentar llegar a 4K en el televisor con resolución dinámica, seguramente con un objetivo más probable en 1440p.

Para ello tomo como referencia el Ryzen 5 4600U, con seis núcleos y doce hilos con una frecuencia base de 2,1Ghz (4Ghz en Boost), junto a 6 Compute Units (384 Stream Processors) de consumo 15W. Nintendo Switch no necesita más CPU que esto, quizás incluso con cuatro núcleos y ocho hilos sería más que suficiente para ponerse a la par con sus rivales, bajemos la frecuencia de la CPU hasta 1,5Ghz o un poco menos, añadamos 4GB extra de RAM DDR4 con un menor consumo dejando a la consola con 8GB y dejemos a la GPU con una frecuencia menor en el entorno de 1Ghz.

Con un poco de matemática y especulación, cogemos a la Vega 56 con 56 Compute Units de referencia la cual consigue 21 TFlops, dividimos para encontrar que cada CU es capaz de alrededor de 377 Gflops a frecuencia de GPU de sobremesa de 1,4Ghz en Boost. contemos que hemos bajado las frecuencias hasta 1Ghz para bajar el consumo y nos hemos quedado en el entorno de los 210 GFlops por CU, el resultado final para 6 CU es de 1.26 TFlops casi al nivel de Xbox One y con 8 CU es de 1.68 TFlops alcanzando a PlayStation 4.

*Nota: Los cálculos son una especulación basándome en los modelos de sobremesa y asumiendo el rendimiento exponencial, soy consciente de que podrían variar en el entorno real.

Teniendo en cuenta que una Switch Pro mirará por el consumo, pero también debería ver por el rendimiento con una configuración de cuatro núcleos y ocho hilos, 8GB de memoria DDR4 y finalmente apurando en GPU con 8 CU con idea de llegar a los 2 TFlops o más en el modo Dock, tendríamos una Switch Pro que consumiría en el entorno del modelo original. Obviamente saldría ganando el modo sobremesa, mientras que el modo portátil podría ajustar sus frecuencias mucho más, sobretodo si se llega a conservar la pantalla 720p, aunque es algo que dudo, ya que la gracia de una consola superior sería ofrecer 1080p en el modo portátil con una pantalla con alguna pulgada más que aproveche el marco de la consola original.

AMD de esta forma también añadiría a Nintendo como cliente y todas las consolas se basarían en AMD a excepción de las Switch originales que continuarían con el Tegra X1 de NVIDIA. Ahora es cuando llega el problema, ya que Nintendo no es mucho de dividir a sus usuarios y cada juego posiblemente necesitaría un parche especifico para funcionar en la nueva consola, además de nuevos ajustes gráficos para poder aprovechar su potencial. ¿Os imagináis un Breath of the Wild sosteniendo 1080p a 60fps en sobremesa?, ¿4K@30fps?, ¿juegos como Doom, Wolfenstein II o The Witcher 3 tomando un aspecto muy superior?. Esto lo haría posible.

Nintendo de llegar a esta conclusión enfrentaría un dilema, otros juegos multiplataforma que la Switch original no pueda ejecutar, pero que si funcionan en el nuevo modelo. Una espada de doble filo que podría potenciar los ports como los mencionados anteriormente que parecían poco posibles o que algún editor lanzará juegos “only for Switch Pro”, ya que Nintendo ya demostró con 3DS que el catalogo para su modelo “New” en exclusiva fue muy limitado.

Algunos dirán que Nintendo Switch no necesita más potencia, yo digo que si en verano vemos una Switch Pro así, podríamos llegar a jugar a Cyberpunk 2077 en la calle. Por supuesto soñar es gratis, Nintendo, te toca mover ficha este año.

Comentarios