Una de las mayores polémicas que rondan la red de redes es el rendimiento de AMD Ryzen en juegos y eso es algo que desde OCKD queremos probar, saborear y ver de primera mano. Como ya sabéis de momento estos procesadores cuentan con la coletilla de “no es lo mejor para jugar” que es el resumen que muchos asumen como la verdad absoluta. De hecho, dentro de esa categoría se menciona mucho el rendimiento en juegos a 1080p y concretamente uno de los peores parados siempre es Rise of The Tomb Raider.
Ha habido varias polémicas acerca del rendimiento de Ryzen en este juego. La primera de ellas es la que hemos mencionado antes sobre que el procesador no es lo mejor para jugar y la segunda ha sido debida a pruebas que también circularon por la red donde los Drivers de Nvidia generaban bastantes problemas con este procesador y sus GPUs en DirectX 12. Teniendo en cuenta ese factor hemos decidido hacer una prueba por la base soviética, una de las zonas más CPU dependientes del juego contando con el API DirectX 11 que como bien sabéis en este juego aún consume más CPU que DirectX 12, y más en esas zonas como la base soviética o el valle geotérmico.
Además, para darle un poco más de vueltas al asunto hemos decidido usar el AMD Ryzen 7 1700X@Stock acompado de memorias a 3200Mhz CL 14-14-14-34 y hacer un overclock a la Nvidia GeForce GTX 1070 que usaremos de GPU hasta los 2GHz para complicarle aún más la tarea al procesador de alimentarla debidamente y que esta mantenga el 100% con el Vsync desactivado. Sin más dilación os dejamos con el vídeo para que vosotros saquéis vuestras propias conclusiones. Si queréis saber las nuestras es que no hemos encontrado ningún problema con la plataforma, siendo capaz de alimentar a la Nvidia GTX 1070@2GHz sin ningún tipo de problema hasta en las zonas más CPU dependientes.
 
https://www.youtube.com/watch?v=0Se37nKquNI

Comentarios