La unión entre el tercer tenedor de la licencia X86 para fabricar procesadores VIA y el gobierno Chino, Zhaoxin, ha anunciado su nuevo procesador KaiXian KX-6000, un nuevo SoC de 8 núcleos y gráficos integrados que llegara al mercado chino en 2019.

El nuevo KaiXian KX-6000 es el sucesor del procesador KX-5000 lanzado este mismo año, el cual estaba disponible en formatos de 4 y 8 núcleos a 2Ghz. El nuevo modelo solo se distribuirá en 8 núcleos y con una frecuencia de 3Ghz, lo cual según Zhaoxin tendrá un aumento del 50% del rendimiento frente a su predecesor.

El nuevo KX-6000 llega acompañado de 8MB de cache L2, una GPU integrada con capacidades DirectX 11.1 y una controladora de memoria DDR4 que es capaz de utilizar memoria DDR4-3200. Además, el nuevo procesador a fabricado bajo el nodo de 16nm de TSMC dice ser equivalente a un procesador Intel Core i7 de séptima generación de cuatro núcleos sin Hyper-Threading, lo cual deja al procesador siempre según datos de Zhaoxin en un 50% de potencia por núcleo respecto a Intel.

Por si alguien se pregunta que hace el gobierno chino fabricando procesadores junto a la casi desaparecida VIA, la historia es bastante simple. Los continuos escándalos de agujeros de seguridad en procesadores Intel y AMD han forzado al gobierno chino a buscar alternativas para sus equipos informáticos, lo cual llevo a fabricar sus propios procesadores compatibles gracias a la licencia X86 de la que dispone VIA, resucitando de esta manera al tercer contendiente, que por ahora se limita al mercado chino con un producto que todavía no está a la altura de competir.

Los nuevos KaiXian KX-6000 estarán disponibles a partir de 2019, junto a placas de chipset serie 200 del fabricante.

Fuente: Anandtech

Comentarios